Profesora del Taller

Profesora del taller: Hilda Guzmán Montelongo

jueves, 22 de junio de 2017

TALLER DE VERANO


En julio y agosto vamos a continuar con dos pequeños talleres, de 12 horas cada uno. El precio de los cursos puede encontrarse en la página web del Instituto Cervantes de Moscú y allí mismo es posible matricularse en línea ;)

Nota: la imagen ha sido tomada de la red, yo solo he añadido los letreritos ;)

LA ESTACIÓN DE LOS TRENES Y LOS SUEÑOS

La última sesión del taller sobre trenes fue el día 18, pero no voy a aburrirlos haciendo una lista pormenorizada de todo lo que leímos durante el curso. 
Creo que para despedirnos, como si estuviéramos en un andén, es mucho más adecuado compartirles «La estación de los sueños y los trenes» de Gerardo Diego, un precioso poema tomado de su libro Soria sucedida.




La biblioteca del Instituto Cervantes de Bruselas lleva el nombre de Gerardo Diego. Aquí, como ya es costumbre, les pongo el enlace a la biografía del autor:

Me parece que sería muy buena práctica (para los estudiantes de español como lengua extranjera) leer y escuchar (ya que incluye archivos de audio) su autobiografía en la página web de la Fundación Gerardo Diego. Les dejo también el enlace por si fuera de su interés:

Esta es una foto de la antigua estación de Soria, esa de la que nos habla en su poema Gerardo Diego. He tomado la imagen de la red para que pudieran verla.

martes, 20 de junio de 2017

EL GUARDAGUJAS DE JUAN JOSÉ ARREOLA


Imagen tomada de la página web del Museo del ferrocarril de Asturias.

Sería extraño hablar de trenes y de literatura y no tener incluido «El guardagujas» de Juan José Arreola, ya que este relato es uno de los más conocidos con el tema de los ferrocarriles. En «El guardagujas» el autor hace uso de la ironía, el absurdo y la exageración para construir un texto sumamente divertido en el que podemos encontrar elementos fantásticos y crítica social a la vez. Me ha dado gran satisfacción que los estudiantes hayan podido sentir la intención lúdica del autor y que ahora tengan el deseo de continuar leyendo su obra. No cabe duda de que «para muestra basta un botón».
Si alguno de nuestros visitantes no lo conoce aún, lo invito a leerlo, por ejemplo en esta página, donde lo encontrará incluso con algunas pequeñas ilustraciones:
El guardagujas

Juan José Arreola está entre los grandes escritores de la literatura mexicana del siglo XX; se encuentra también entre los autores relevantes de la literatura en español a quienes el Centro Virtual Cervantes ha dedicado un monográfico en su página web. Este es el enlace:
http://cvc.cervantes.es/actcult/arreola/

Para saber un poco sobre la vida de Juan José Arreola, les propongo ver este programa:



También les dejo el enlace a un podcast de la página descarga cultura de la Universidad Nacional Autónoma de México. En este podcast el cuento de Arreola es leído por su nieto, Alonso Arreola.
http://descargacultura.unam.mx/app1?sharedItem=30970

lunes, 12 de junio de 2017

UN CUENTO DE IGNACIO ALDECOA

Además de los poemas de Pablo Neruda, una de las primeras narraciones de nuestra lista de lecturas fue  «Santa Olaja de acero», del escritor español Ignacio Aldecoa. Empezamos a leerla el primer domingo del taller y después de finalizar la lectura en casa, la comentamos en la segunda sesión. 

Hay que decir que para los estudiantes no ha sido un texto fácil de leer, debido al vocabulario relacionado con las locomotoras de vapor y con los oficios de maquinista y fogonero. Hemos tenido que valernos de imágenes como ayuda para entender el vocabulario. Pese a todas las dificultades, este es uno de los relatos que parece haberles gustado más.

Si tomamos en cuenta que «Santa Olaja de acero» es de 1954, cuando en España la mayoría de los trenes seguían siendo remolcados por locomotoras de vapor, está claro que Ignacio Aldecoa hace un retrato bastante realista de la jornada de un maquinista y un fogonero de los ferrocarriles españoles. Creo que la primera frase nos impacta y nos introduce de inmediato en la realidad de Higinio, el maquinista de Olaja:

«A través de los entornados ventanillos podía ver la claridad del amanecer; la claridad de humo blanco de locomotora del amanecer.»
 
Unas imágenes tomadas de internet con la intención de mostrarles a los estudiantes lo que nos cuenta el autor en esta historia.

Es curioso, pero no pudimos ponernos de acuerdo, mis estudiantes y yo, acerca del final del cuento. Para mí, la máquina se queda en la vía muerta porque ya está incapacitada para su funcionamiento; sin embargo, para los estudiantes no está tan claro, les parece que podría haber sido colocada ahí para pasar esa noche. Y es que el autor no nos deja un final cerrado, solo nos da algunos indicios para que nosotros saquemos nuestras conclusiones.

Según los especialistas, Ignacio Aldecoa fue uno de los grandes escritores de cuentos de la generación del medio siglo. Varias de sus obras han sido adaptadas al cine, incluyendo este cuento. Desgraciadamente nosotros no hemos podido encontrar la película. En internet no aparece disponible ni siquiera un fragmento.

Para quienes no saben quién es Ignacio Aldecoa, les dejo un enlace a su biografía:

He decidido ponerles un pequeño fragmento del texto aquí debajo y si después de saborear este trocito, les dan ganas de leerlo, en la biblioteca del instituto pueden encontrar los cuentos completos de Ignacio Aldecoa.


«Bebió su té y una copa doble de orujo, pagó y se marchó. Entró en la estación por la puerta de hierro de las mercancías. Se paró en uno de los andenes pegado a los tinglados. Buscó con los ojos su máquina. Cruzó las vías. Veía a su compañero inclinado paleando carbón. La máquina tenía un jadeo corto de vapor. Luego se desperezará, pensó, cuando la presión suba y los émbolos… y eche el airón de la marcha y… Estaba ya junto a la máquina. Todos los días fijaba la mirada por un momento en el nombre de la locomotora de una placa atornillada al costado: Santa Olaja-I. Letras doradas sobre fondo rojo.
El fogonero estaba de espaldas, pero había sentido su presencia.
—Higinio —avisó—, la señora está desayunada; ya tiene fuerza.
—Muy bien. Mendaña. Dale dos cucharadas de jarabe y andando.
Subió a la máquina. Mendaña echó las dos paletadas de jarabe. Llamaban jarabe al polvo de carbón con agua. De la boca del fogón salió un chisporroteo.
—Está bien.
Higinio movió la manilla, miró al manómetro, volvió la cabeza y escupió.
La máquina comenzó a moverse lentamente. Vía adelante un hombre les hacía señas con un palo en el que estaba recogida una franela verde. En la vía de la derecha, el gálibo, suspendido sobre un vagón solitario cargado de paja, tenía un ligero vaivén. A la izquierda estaban dos máquinas acopladas. Mendaña gritó algo a los fogoneros de las máquinas, algo que no le entendieron. Higinio sonreía. Mendaña siguió hablando a gritos mientras la máquina los apartaba y su resollar hacía que se borrasen las palabras.
Olaja —dijo Higinio— tiene más pulmones que tú.
La máquina era para los dos, en la compañía del trabajo, Olaja; Olaja y nada más. A veces le llamaban la señora; pero lo decían irónicamente, porque ellos no eran señores y una compañera de trabajo tampoco podía ser señora.
A pocos metros estaba la fuente del agua con su cetrina trompa. La máquina fue parada justamente cuando el ténder quedaba debajo de ella. Mendaña descendió a dar el agua. Higinio contemplaba el chorro casi helado, de espaldas a la caldera de la máquina.»

lunes, 5 de junio de 2017

MAESTRANZAS DE NOCHE DE PABLO NERUDA

El tema del ferrocarril está muy presente en la obra de Pablo Neruda, puesto que su padre era de oficio ferroviario. Otro de los poemas que leímos, además de «Sueños de trenes» y «Oda a los trenes del sur», fue «Maestranzas de noche», dedicado a la maestranza de Temuco, donde trabajó su padre. Desde 2004 ese lugar ha sido convertido en el Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda, lo que permitió recuperar ese complejo que se encontraba en el abandono desde su clausura en 1983.

El poema se encuentra aquí:




He descubierto este vídeo promocional del Museo en el que se puede escuchar a Pablo Neruda declamando precisamente «Maestranzas de noche».


viernes, 26 de mayo de 2017

¡VÁMONOS!, CON EL FERROCARRIL




Como ya se había comentado, este nuevo taller también es corto: serán cinco sesiones y hemos pensado dedicarlas a leer algunos textos en los que aparece el tema del ferrocarril. El domingo pasado empezamos con unos poemas de Pablo Neruda. El que hemos escondido en esas nubes de arriba es «Sueños de trenes» y se puede leer aquí:




En una entrada anterior ya había puesto algunos enlaces para conocer más acerca de Pablo Neruda. Les dejo el link:
http://historiasdomingueras.blogspot.ru/2017/05/acerca-de-pablo-neruda.html 

viernes, 19 de mayo de 2017

FINAL DEL TALLER CON EL TEMA DE GATOS

La bibliografía sobre gatos es muy amplia, así que lo que he puesto en las entradas anteriores no es más que una pequeña muestra. De hecho, aunque no he colocado una lista completa de nuestras lecturas, puedo decir que un taller de cuatro sesiones, como el que tuvimos, no permite leer ni la mitad de lo que existe al respecto. 
Dejaremos el material restante para alguna ocasión futura 😉